Mexico
 

En los primeros meses de vida los bebés son capaces de emitir todos los sonidos de todos los idiomas en el mundo

No necesitamos estudios para saber que todos los bebes recién nacidos son capaces de emitir todos los sonidos de todos los idiomas en el mundo. Entre los 6 y 12 meses de vida los bebés le dan preferencia y conservan los sonidos del idioma o de los idiomas que escuchan.

Veamos un ejemplo: Si un bebé nace en México, de Padre Mexicano pero de Madre Inglesa, él bebe está expuesto a los idiomas Español e Inglés. El bebé conservará los sonidos de dichos idiomas entre los 6 y 12 meses de edad.

Si este mismo bebé de Padre Mexicano y Madre Inglesa fuera adoptado por una familia de Padres Franceses y si esto sucediera antes de cumplir el año, él bebe conservará los sonidos del idioma francés como si fuera su lengua materna.

Si nos pusiéramos a pensar la razón de esto, la respuesta es: El ambiente en el que el niño crece define el idioma o los idiomas que dominará. Sería muy interesante poder seguir emitiendo bien todos los sonidos sin tener un acento extranjero, pero esta tarea parece demasiado desafiante y la selección natural en este sentido tiene también que suceder. Este caso es una selección natural de idiomas.

¿Qué podemos hacer para que nuestros hijos conserven los sonidos no sólo de uno, sino de más idiomas? ¿Si nuestro Hijo no crece en un ambiente bilingüe nosotros como Padres podemos crear este ambiente para ellos? ¿Cómo? Poniéndoles música o escuchando cuentos en otro idioma, si creemos que tenemos un buen nivel y pronunciación en otro idioma, podríamos cantarles y hablarles a nuestros hijos en dicho idioma.

Recuerden Papás que, entre mayor sea la aportación, mayor será la producción. Este dicho no es relevante solo para la adquisición de la lengua materna, es también relevante para la de otro idioma o idiomas.

También hay que recordar que la adquisición de los idiomas empieza en el vientre, continúa después del nacimiento y como pueden ver, es muy importante que los niños estén continuamente expuestos a los idiomas hablados a una temprana edad.